viernes, 28 de enero de 2011

Un post fetén

FETÉN:

- adj. col. Sincero, auténtico, verdadero:
Es un amigo fetén.
- Bueno, estupendo, excelente:
Ha sido una semana fetén.
- f. col. La verdad:
Lo que te he contado es la fetén, te lo prometo.
- adv. m. Muy bien:
Lo has hecho fetén.

Wordreference iluminando el mundo.

jueves, 13 de enero de 2011

Mentalmente competente

El autodiagnóstico siempre ha funcionado muy bien en España. ¿Para qué ir al médico si puedes tomarte lo que sea que tengas en el cajón de las medicinas? Por otro lado, ir a urgencias por tonterías también se da mucho. A lo largo de mi vida he creído tener diversas enfermedades mentales, ¿y quién no? La primera fue alrededor de los 14 años, cuando pensé que sufría de una leve esquizofrenia, aunque lo desestimé por falta de síntomas. La personalidad múltiple y el cambio de rol ante distintos interlocutores se parecen, pero no son lo mismo. Tras ver Inocencia interrumpida estuve convencida varias semanas de tener un trastorno bipolar (también leve). La última obsesión malsana ha sido la más recurrente, el síndrome de Asperger. Todavía estaba en el instituto cuando descubrí su existencia y temí padecerlo. Los tests que hice hace un año o así por internet indicaron que no tenía Asperger ni nada parecido, estaba sana mentalmente. Muchos difieren de este diagnóstico.

lunes, 10 de enero de 2011

Lecturas navideñas

La Navidad es época de recogimiento. También es tiempo de miles de cenas con amigos, pero este año me ha pillado con sinusitis. Lo cierto es que he invertido el tiempo en dormir, echar currículums, que me han tenido a caballo entre Madrid y Zaragoza, ver películas y leer. Últimamente el enganche a series, blogs, etc. me ha alejado de mis libros demasiado, así que estar en casa de mamá me ha venido bien. Empecé con lecturas navideñas registradas, Manolito Gafotas. Los trapos sucios y ¡Cómo molo! siempre entran bien. Después decidí releer Maus. No sé qué tiene la casa de mi madre que me lleva a releer todo lo que pillo. Orgullo y Prejuicio no podía faltar. Finalmente decidí coger algún libro nuevo y Hell's Angels fue un gran acierto. Se trata de un ensayo periodístico sobre los Ángeles del infierno en 1965, curioso donde los haya. Luego me di a Ligeramente desenfocado, las memorias de Robert Capa durante la Segunda Guerra Mundial. Se lo recomiendo a todo el mundo. Una maravilla. La guerra de los mundos vino después. Resulta increíble que ya tenga más de un siglo. Ahora estoy con Everything is Illuminated de Jonathan Safran Foer. De momento está bien, aunque resulta extraño mezclar historias del Holocausto tan seguidas. Nada que ver con Capa o Maus, aún no he decidido si me gusta o no. Dentro de la maleta, todavía sin deshacer, me espera U.S.A., de John Dos Passos. ¡Mañana lo empiezo! Recomiendo la lectura ligera, concretamente la que se lleva a cabo en metro o autobús.

miércoles, 5 de enero de 2011

Pobre burguesita

Tras tantas películas, novelas, diarios, la Segunda Guerra Mundial no parece real. Queda guardada junto a historias mil veces repetidas, contadas y recontadas. El desembarco de Normandía no es más real para mí que el tiroteo de El Padrino junto a la frutería.

De vez en cuando llega algo que te remueve las tripas, te sacude y disipa la niebla del sueño. Ocurrió con Una mujer en Berlín y me ha vuelto a pasar con Ligeramente desenfocado. Sin embargo, creo que volverá a formar parte de un mito, un vago recuerdo ficticio. Si hubieras estado allí, si lo hubieras visto, no pensarías, no te atreverías, no sentirías...

A veces miro a mi abuelo cuando habla de la guerra. Recuerda. Sonríe o se le humedecen los ojos, tiene ya noventa años, pero recuerda. Cuenta sus anécdotas como si hubieran ocurrido ayer, pero erosionadas por el tiempo, ligeramente mutadas tras años de vida.

No eran otros tiempos, Capa no tenía por qué ir de guerra en guerra en primera línea. Hay gente así, llámalos como quieras, románticos, temerarios. Ya hace tiempo que dejé de gritar en las calles, pero la guerra sigue. ¿Qué he hecho? Nada. Soy sólo la ilusión de una conciencia que vive más cómoda mirando hacia otro lado.

martes, 4 de enero de 2011

Mayoría de edad

Esta mañana he descubierto unos folios que escribí al cumplir la mayoría de edad. Es lo que tiene no tirar nada. Transcrito tal cual:

¡¡¡FELICIDADES YO!!! 18 años... será maravilloso viajar hasta Mallorca... Me voy a emborrachar ahora k puedo. No es k no lo hiciera antes, pero ahora es legal. Beber acaba de perder todo su atractivo. Mmm no importa ¡¡¡¡FIESTAAA!!!! Nuevas ventajas de mi recién adkirida edad... Conducir! Podría irme a a la playa con mis amigos, de marcha por ahí, de excursión, a Francia!!! (gavachos chafafresas) Sí! Mi propósito de este año es sacarme el carnet, luego ya conseguiré el coche.
Siempre quise escribir un diario. No es que tenga una gran utilidad, pero es un amigo que no te cuelga el teléfono cuando le aburres. ¡Nunca me frustraré contigo! Serás como el hijo que nunca kise. Mejor la hija, así no harás como k escuchas mientras ojeas el marca. Y como mi hija pródiga, te llamaré Moskovskaya; por una triple razón: pk me gusta el vodka, pk me gusta como suena y... bueno, ya k no hablas, haremos lo k yo diga.

14 de octubre
¿Qué les pasa a los niños? Una criaturita rubia con rizos de angelote me ha incrustado su cabeza en el estómago gritando: "¡ataquecabeza!". Cuando yo era pequeña decía "2 murciélagos", mmm puede que Barrio Sésamo fuera un poco macabro, pero me enseñó a contar con los dedos de las manos. Pokèmon también es didáctico, crea asesinos en serie. Antes las niñas querían ser profesoras o veterinarias, si ahora vas y le preguntas a una niña qué quiere ser de mayor te contesta "y a ti qué te importa? vieja! gorda! déjame o diré k me has pegado y te meterán en la cárcel". Un niño de 5 años es más peligroso k un ex-presidiario! Nunca tendré hijos, seguro que me obligarían a hacerles los deberes.
Mi generación está condenada a obedecer a todo el mundo, a unos padres controladores y a unos hijos amenazantes. Si me quedo embarazada siempre puedo pagar a mis churumbeles para que maten a sus abuelos y luego meterlos en la cárcel. ¡Soy todo candor!

¿Podría ser mi pareja ideal? Voy a tener k dejar el alcohol, he perdido tantas neuronas que mi mente divaga. Acabo de imaginarme media naranja flotando en el espacio rodeada de estrellas. Como mi media naranja esté allí de verdad veo mi futuro un poco negro; pero ya como mi pareja ideal sea naranja y con forma de semiesfera estoy como para que me encierren. Lo que yo decía, el alcohol hace mella.

SÁBADO (domingo 8 hrs)
Ahhhhh! Mierda, mierda, mierda! K frío, joder! Es la última vez que tiro mis medias a la basura a las 2 de la mañana pk tengo calor! Se me ha pasado la borrachera, pero no puedo cerrar los ojos. Me siento como Alex en La Naranja Mecánica, pero en vez de escuchar la 8ª Sinfonía de Beethoven me zumba un oído y por el otro sólo me llega un pitido penetrante. Mi cabeza!!! Qué frío, joder! Me estaré kedando sorda? Oh, Dios mío! Puede que se me haya congelado el oído derecho y ahora lo tenga como los perros... Percibo ultrasonidos! No creo que este nuevo superpoder me ayude en mi lucha contra el crimen... Ahhh!!! duele! No consigo entrar en calor, no consigo entrar en

viernes, 24 de diciembre de 2010

Argh!

En el mundo sobra gente en Navidad. Sé que debería rezumar amor por la humanidad en estas fechas tan señaladas, pero lo único que siento son aglomeraciones. ¿Por qué tenemos que estar todos en el mismo sitio a la misma hora? ¡Porque es Navidad! Propongo que cada familia celebre el nacimiento de Cristo un fin de semana diferente. Total, este puente no hay ni fiesta. ¿Paz y amor hacia tu familia teniendo que venir desde Tombuctú para pasar una noche? ¡Y con atasco! Yo a mi familia la quiero mucho y me encanta regalarles chorradicas, pero, por el amor de Dios, que soy atea.

domingo, 19 de diciembre de 2010

00:00

Cuando se acercan las doce de la noche nos planteamos ser locutores de radio. Esta hora produce una fascinación especial a todos los niños. No sabes si son las cero cero o las doce. Cero cero mola más, pero ¿qué significa? Las doce puede ser una buena hora para ir a un bar tranquilo, para entrar en el que luego va y se llena o, en este caso, demasiado tarde para irse a dormir cuando te levantas a las seis. ¿Qué es una hora? Lo primero que me viene a la mente es ese gran chiste de quinto de E.G.B. (porque todos los chistes malos son de ese curso) ¿Qué es una oreja? Sesenta minutejos. O, algo peor, un chiste de Lepe o de Jaimito. Hoy en la comida el departamento de arte estaba encanado contando chistes de "mamá, mamá...". No apreciamos lo suficiente los chistes de la infancia. Si la canción del "caca, culo, pedo, pis" pudo triunfar, Jaimito merece un revisiting y Lepe un monumento. ¿Por qué los de Lepe nunca salen de su pueblo? Porque en la salida hay un cartel que dice "Huelva". Pues eso, que conocí a uno de Lepe (me enseñó el DNI) y en Lepe son normales y están hasta los huevos de estos grandes chistes. En fin, un respeto, o, como dicen en mi casa: ¿Por qué los de Lepe ponen una botella de Coca-Cola al lado de la tumba de los muertos? Sensación de vivir. Descansen. A mí me quedan seis horas.